Seleccionar página

El viernes pasado, Soppa de Azul ha recibido al pianista, compositor, profesor de música y ahora también pintor, Sergio López Figuerosa. Artista canario, estudió conservatorio de música en Las Palmas y después de otros estudios en Italia, España y Londres. Comenzó un nuevo proyecto llamado «Humming in Harmony» que es una comunidad de atención creativa que utiliza armonías de sonido y vocales para escuchar, conectar y sanar la mente, el cuerpo y el espíritu.

Después de ser diagnosticado con cáncer de próstata en octubre de 2018, Sergio descubrió la pasión por la pintura y se convirtió en su forma de lidiar con el tratamiento de radioterapia. Su primera exposición pública tuvo lugar en la galería de Soppa de Azul. La apertura fluyó en un ambiente de cámara, amigable, sin ningún discurso oficial o presentación, acompañado solo por las piezas para piano de Sergio. Todas sus pinturas estaban a la venta, y algunas personas compraron algunas. Le hicimos algunas preguntas a Sergio sobre su arte y sobre mismo:

SdA: ¿Cómo describirías tú y tu arte?

SL: Esta es mi primera exposición; Soy compositor y pianista. Durante cuatro años he estado desarrollando una práctica de atención plena utilizando la voz humana, el zumbido, como una herramienta para conectar a personas que son diferentes, como una forma de relajarse y conectarse entre sí. En parte como un enfoque de salud mental porque estamos viviendo en aislamiento, el sistema se trata de la separación. Recientemente me diagnosticaron cáncer de próstata, así que empecé a aplicar esta técnica, «tarareando en armonía», como se llama, en mí mismo. Como tenía que viajar mucho, decidí que me trataran en casa ,en Gran Canaria, de donde soy. Decidí venir aquí y comenzar a dibujar, primero solo por placer, algún tipo de mandala, para lidiar con los sentimientos internos, cómo me sentía con respecto a la enfermedad, la relación con el hospital y conmigo mismo. Como dije, esta es mi primera exposición, hay 22 pinturas que corresponden cronológicamente cómo las dibujé. Cada imagen tiene un código, o como una nota, y eso corresponde a una secuencia que usé en una pieza de música que estaba tocando aquí y totalmente improvisada, solo para probar el caso de la liberación, cuando tocas desde el corazón, porque cada clásico El músico puede improvisar. Usé la secuencia de humm como base y, por primera vez aquí en Soppa de Azul, creé una poesía entre la visión y el sonido donde la gente solo puede escuchar y mirar las imágenes porque son un poco antropomorfas, algunas son caóticas. No estoy descuidando mi salud en absoluto, por lo que ahora estoy trabajando en dos proyectos, uno está desarrollando una aplicación de zumbido y lanzaré una campaña que durará 2 meses con la idea de capacitar a personas de todo el mundo, porque con el zumbido no importa qué idioma, todos pueden humm. Pero no puedo estar en todas partes, así que ese será mi primer enfoque: la aplicación de atención plena sobre la meditación con sonidos y la curación con sonidos. Pero paralelamente, estoy planeando establecer una red de empatía para llevar el cáncer porque en ambos países, el Reino Unido y España, es el mismo problema con cualquier ONG, incluso en el hospital, tenemos que ser curados y en este momento una de las cosas que falta es el poder de la mente en el cuerpo, ¿cómo podemos controlar las cosas y ayudar a todo lo emocional que tenemos y creo que esta red será muy beneficiosa? La idea es que todos puedan contribuir y, en este momento, tengo muchas ganas de encontrar médicos y personas que trabajen para dar a los demás como un tipo de trabajo, digamos con maestros de atención social o terapeuta de arte. El aspecto humano del cuidado es muy importante, y me siento muy feliz en Gran Canaria porque te sientes como un ser humano. Mi médico saluda en el hospital y dice «Hola Sergio». Es muy humano Mi propósito de esta exposición es brindar a las personas la oportunidad de experimentar el zumbido por primera vez, hablar sobre cómo se sienten con respecto a la enfermedad y simplemente charlar.

SdA: ¿Qué te inspira en tus dibujos y arte?

SL: La primera idea es que tengo 53 años y me siento muy joven para tener cáncer y próstata en un órgano con el que no tienes una relación. Podemos tener una imagen de un corazón, de un hígado aproximadamente, pero la próstata … Necesito establecer una relación con un órgano que está enfermo, no quiero ser antagónico y todo. Las series de cáncer tratan sobre la lucha y soy pacifista, así que mi primer dibujo se llamó «El árbol de la vida» y comencé con la forma que imaginé. Luego, con el otro dibujo, estaba pensando en lo que puedo dibujar solo con triángulos, así que dije, hagamos mi propio mandala. Pero lo que sucedió con el tiempo, es quecada dibujo se convierte en una criatura casi mitad humana, mitad animal con idea de visualización de las células como un cuerpo interno pero con las emociones. Con el dibujo “Ira”, estaba describiendo formas, pero comencé con emociones puras y “Fertilidad”, esa fue la realidad a la que me enfrenté después de la radiación. No podré tener hijos, así que dibujé eso sin una descripción específica. idea. «Vámonos» se trata de dejar ir las cosas, el pasado, la negatividad y lo que tiramos. Más tarde, mi estilo cambió sin pensar demasiado, el dibujo “letra C” está usando C como para el cáncer. Entonces, tuve la idea de representar las células en rojo, como un color agresivo y tuve esta idea loca de qué pasaría si las células cancerosas se mataran entre sí, como el canibalismo. Es una idea tonta. La gente dice «te estás volviendo obsesivo; estás dibujando demasiado ’. No, me lo tomé con calma y las cosas están fluyendo. Y con el tiempo he desarrollado una especie de estilo diferente. Esa «cabeza de dick» se trataba de deshacerse de las personas tóxicas. Es muy gráfico y no pensé en dibujar pollas muy gráficas en la parte superior de la cabeza de alguien. Paso a paso se vuelve más y más colorido, juguetón. Otro dibujo que hice cuando estaba en el hospital, justo antes de la operación. Me sentí positivo en todo el proceso y quiero animar a las personas a que se miren a sí mismas. No se trata de «mírame», se trata de la reflexión que las personas con cáncer o cualquier enfermedad terminal pueden hacer a través del arte.

SdA: ¿Qué técnica utilizas para tus dibujos?

SL: Uso lápices de tinta, no agua base sino alcohol y me limito a la cantidad de colores porque es el rango completo, así que tuve la idea de limitarme y luego dibujar con bolígrafos de diferente tamaño, comencé a dibujar las formas en blanco y negro. , como los mandalas, y luego coloreados excepto el último que se ve diferente. Estoy empezando a mezclar colores; Fue como la liberación después de que la operación fue bien, comencé a usar colores.

SdA: ¿Tienes diferentes emociones al tocar el piano, componer la música o dibujar?

SL: Me formé como compositor de medios para películas y he estado haciendo mucha música para películas mudas de vanguardia. Y eso se me pareció mucho a construir un espacio entre la imagen y la música y brindar elementos de visión sobre la música contemporánea. Me gusta la mezcla de emociones, especialmente la música, trabajas con capas, las cosas suceden al mismo tiempo, por lo que es muy simple decir que esta es una canción feliz. Creo que al dibujar no puedes ver tanto la realidad como la otra … Soy un poco ecléctico.

 

SdA: ¿Cómo cambió la percepción sobre la música y el arte en general después de su diagnóstico?

SL: Creemos más en lo que vemos que en lo que escuchamos y ahora es más difícil transmitir a la sociedad. La música influye en la percepción de las cosas, de alguna manera es muy maquiavélica. Si toco el piano, puedes cambiar la percepción de la forma en que percibes el tiempo. En la exposición la gente teme el silencio. Normalmente, durante la exposición, la gente se pasea. Es muy raro pasar el tiempo solo mirando. Lo que noté cuando estaba tocando el piano cambió la impresión. Es como una catarsis. Me preguntaba cuáles serían las impresiones si hiciera dibujos en un gran lienzo, pero el proceso requeriría mucho esfuerzo y no es lo que quiero, no sería terapéutico si tuviera que pensar mucho y hacer un gran esfuerzo. Aquí todo fluía como nunca en mi vida. Eso fue realmente empoderador.

Sda: ¿Te gustaría continuar con el dibujo?

SL: Definitivamente sí. Mi plan es dibujar mandalas en blanco y negro para que las personas los coloreen y, probablemente, realizar talleres para que las personas puedan dibujar sus propios dibujos y descubrir su propia creatividad. Lo que estoy diciendo aquí, cada ser humano puede ser creativo si se les permite. Pusimos muchas barreras como «No sé cómo cantar, el miedo a cantar, el miedo a dibujar» y quiero animar a la gente. Cuando te deshagas del juicio, todo puede ser bueno. Quiero combinar ambos, taller de música y dibujo.